Archivo de la etiqueta: Pescaíto

Sin perdón

/ / COLUMNAS

Sólo podía mirarla a la cara. Algo muy dentro de mí, puedo interpretar que una desmesurada curiosidad por ver su reacción, hizo que mis ojos no parpadearan para no perder ni un solo detalle de sus posibles gestos. Ana Julia permanecía sentada en una silla de terciopelo rojo cuyo respaldo le cubría la espalda hasta los omóplatos y las patas

Leer más