EL AMOR EN TIEMPOS DEL COVID

/ / COLUMNAS

¿Cuántos amores han muerto por culpa del coronavirus?¿Qué pasó con esa primera ilusión surgida víspera de que echáramos el pestillo de nuestras casas? Se cerraron, entonces, las puertas y de otras ilusiones brotadas. Los matrimonios se han enfrentado a una prueba inusual que es convivir todos los minutos del día, día tras día hasta varios meses, circunstancia que para muchos ha sido el detonante para largarse y no regresar. Otros amores se han podido sostener a través de la línea telefónica con tierras y mares de por medio. ¿Qué relaciones nacientes se mantienen a base del boca oído en el siglo XXI? Confinados, no había muchos límites físicos establecidos por ley. En casa te podías amar, besar, hablar con la piel. El mando único restringió incoherencias como la de obligar a viajar separados a una pareja que dormía en la misma cama. Pero nunca se pronunció sobre cómo amar en tiempo del coronavirus. Al menos algo de sentido común y prudencia tuvieron sobre este extremo. La doctora Theresa Tam, que es en Canadá como el Fernando Simón en España, ha dado el primer paso. La doctora ha tenido el arrojo de hacer una recomendación oficial que aborda los efectos del COVID en la vida sexual enmarcada en una actividad para mantener nuestra salud. Con un relato tan higiénico como técnico ha detallado que el coronavirus se contagia por los besos pero no por otros fluidos corporales por lo que recomienda hacer el amor con la mascarilla puesta. Ahora hay que aprender a hacer el amor en tiempo del coronavirus. Julia Roberts , en su papel como protagonista de la película Pretty Woman, le puso una única condición a su cliente Richard Gere antes de iniciar su primer encuentro sexual: nada de besos en ese tipo de contrato. El beso marca la diferencia. ¿Se puede amar sin dar besos? Siguiendo la recomendación médica quienes mantengan relaciones espontáneas, con personas que no están en su “burbuja”, tendrán que aprender a seducir poniendo por delante lo que nuestra educación sexual ponía por detrás. Tampoco se ha de beber alcohol para que ambos puedan tomar las decisiones más seguras. Por lo tanto es hora de aprender la nueva forma de amar. En el pack de las artes amatorias entra la higiene personal completa, el uso de preservativo, la ausencia de alcohol, mantener las distancias evitando el cara a cara o la cercanía, y la mascarilla puesta en la cama ¿Cómo afectara a los sentimientos? El amor se complica en tiempos de coronavirus. O eso, o se lleva el resultado de la PCR para mostrársela al ligue en su primera cerveza tras la barra.

Compartir esta entrada