Café para todos

/ / COLUMNAS

Hay una necesidad de reformar el sistema de financiación autonómica. Porque usted, o yo misma, no existimos en Andalucía. Esta reivindicación la están exigiendo casi todas las comunidades autónomas por diferentes carencias. Es un sistema que califican como caduco. Este problema lo llevamos arrastrando desde hace años. Son varias las cuestiones que requieren una actualización de los dineros que el Gobierno Central nos envía cada año, por el IVA, el IRPF u otros impuestos. Pero el hecho de que no esté actualizado el censo de la comunidad andaluza llega al escándalo. Susana Díaz, ya siendo presidenta de la Junta de Andalucía, reivindicaba que se cambiara el sistema de financiación puesto que no estaban contabilizados, por el Gobierno de la nación, un buen puñado de andaluces. Dijo Díaz que había en Andalucía “220.000 andaluces que no aparecen en el modelo de financiación, que no reciben la financiación necesaria para el mantenimiento de su educación , su sanidad, su dependencia y los servicios públicos a los que tienen derecho” . Y remataba su parlamento con que “hoy nadie puede discutir que Andalucía está maltratada”. Esto de que el Gobierno central maltrata a nuestra comunidad, es un argumento con el que se escupen los partidos políticos cual eslogan desagradable que usan más cuando las circunstancias y situación de poder les conviene. Pero el caso es que si el actual gobierno de la Junta, en boca de Elías Bendodo, hace la misma reclamación: “Con el modelo actual hay 220.000 andaluces que para el Gobierno de España no existen, están fuera del sistema. Y los andaluces somos todos los que vivimos en Andalucía, y no todos menos 220.000, a los que el Gobierno no reconoce financiación, porque nos da 4 mil millones de euros menos de los que nos corresponde”. Queda claro, ya que a esta reivindicación se ha sumado Adelante Andalucía, que es una flagrante realidad a la que hay que ponerle fin. El modelo de financiación está más que prescrito. Además de que bajo ningún concepto debería haber tratos que favorezcan a unas comunidades frente a otras. Y viendo la diferencia de los partidos que han gobernado, podemos interpretar que la política central castiga a la comunidad por interés ideológico. Se exige que Andalucía deje de estar infravalorada y nos podamos convertir en una de las comunidades, como dice Juanma Moreno, de las grandes ligas. Es nuestro derecho. A ver si voy a tener que llamar a don Manuel Clavero para que vuelva a poner orden.

Leer el artículo de Mariló Montero en El Diario de Sevilla.

Las columnas de Mariló Montero se publican en todas las cabeceras del Grupo JOLY:
El Diario de Sevilla, El Diario de Jerez, El Diario de Cádiz, El Día de Córdoba,
Huelva Información, Granada Hoy, Málaga Hoy, Diario de Almería y Europa Sur.

Compartir esta entrada