Miedo2

Tiene miedo

Una tiene miedo y, a la otra, la indignación que siente le lleva a decir que se larguen. Que nos dejen en paz, espeta. He estado escuchando  a nuestros jóvenes sobre el problema catalán. Entre ellos me encuentro con  ciertas limitaciones para calmarles con una certera respuesta. Les transmito un discurso sujeto a la Constitución pero con la difícil expectativa de qué pasará definitivamente. Frente al televisor observamos cómo se van relatando los violentos disturbios provocados en Cataluña. Manifestaciones, acorralamientos a los agentes judiciales y policiales. Hasta  un himno cantado en pleno teatro donde la gente que iba a disfrutar de una obra de Verdi terminan asaltados por los rebeldes. Una de ellas me confiesa que le tiemblan los brazos. La segunda suelta la tensión con un discurso más desahogado. Están vulnerando la ley, dice, porque lo que están haciendo es anticonstitucional. Están robando a España su integridad. Tienen un amigo que quiere votar. Su  justificación es que si les dejaran hacerlo quizás muchos se echarían atrás. Una le apunta que, con ese engaño, satisfaría a quienes quieren la independencia, puesto que los catalanes que se sienten españoles no acudirían a las urnas. De hacerlo legitimarían  la revuelta. Son el voto del silencio, un arma de doble filo provocado para que se pronuncien dentro de la ilegalidad. Los que están en contra sí deberían proclamarlo ya que, tras las elecciones legales, sembraron muchas dudas. Todas estas premisas me  llevan a concluir que  en todas las Constituciones habidas en la historia de España en ninguna se le define a una comunidad autónoma como una Nación independiente de España. Tampoco puede serlo. Tienen, de manera clara, la nacionalidad española.

El espanto que están viviendo nuestros jóvenes hace que recapitule hasta el día en que me dijeron qué significaba un golpe de Estado. Recuerdo que la situación me pilló comprando artículos para hacer mi disfraz de Carnaval. Le pregunté al dependiente de la mercería mientras susurraban sus clientes: ¿Qué es un Golpe de Estado? El hombre, supongo que al verme tan niña, eligió una explicación suave dejando para mis padres tan delicada cuestión. Aún así, con ternura, me contó: “Bonita, puede que no celebres el Carnaval”. Temblorosa,  en casa, saqué el tema. Durante días mis padres, que intentaron alejarme de la realidad, me explicaron lo que vivíamos mientras la música militar sonaba en la televisión y la radio. Tuve miedo al ver cómo los militares asaltaron el Congreso. El 23 F, para mí no duró solo una noche. Reaparece ahora porque nuestros jóvenes tiemblan ante el temor de  una guerra civil creada por políticos adoctrinadores que no tienen ninguna facultad para ejercer su cargo.

Leer el artículo de Mariló Montero en El Diario de Sevilla.

Las columnas de Mariló Montero se publican en todas las cabeceras del Grupo JOLY:
El Diario de Sevilla, El Diario de Jerez, El Diario de Cádiz, El Día de Córdoba,
Huelva Información, Granada Hoy, Málaga Hoy, Diario de Almería y Europa Sur.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies