Gripe

Tenemos Gripe A. ¿Y qué?

En los pueblos de España no sonaban las campanas para anunciar la muerte de otro vecino. Se decidió así con la intención de evitar atemorizar a los habitantes de ser el siguiente en irse forrado en madera. Cuando los vecinos corrían los visillos de sus ventanas veían con estupor cómo a otro de los suyos se lo llevaban camino de la iglesia. Hace cien años, no daban abasto en las funerarias de los pueblos. La actividad de los enterradores en los cementerios era frenética. La muerte se deslizaba por las calles, entraba por las rendijas de las puertas de cada casa por el que todos se vestían de negro. La gripe de 1918 acabó con la vida de cincuenta millones de personas en todo el mundo aunque hay quien apunta que llegaron a morir casi cien millones en el planeta. En nuestro país se infectaron ocho millones de personas y fallecieron trescientas mil.

En 2009 la Organización Mundial de la Salud tocó a rebato cuando en abril anunció la pandemia de la Gripe A. En el Ministerio de Sanidad, encabezado entonces por Trinidad Jiménez, se recibió la noticia de que un niño había sido contagiado por un cerdo, en México. La llamada llegaba desde los EEUU y, de alguna manera, se cerraron puertas. Mirábamos por el visillo de nuestra ventana nacional hacia otros países del mundo donde muchas personas morían por el virus que se hizo famoso: el H1N1. En España vivimos con terror un posible contagio de una gripe que se pintaba mortífera: la Gripe A. Los medios titulaban a gran tamaño de una pandemia aterradora. Las campañas en los medios eran constantes y se nos concienció de que lavarnos las manos y vacunarnos nos salvaba la vida. Se compraron dos millones de vacunas que fueron destruidas al no ser necesarias ya que la alarma de la OMS fue errónea. Siempre quedó la sospecha de que había intereses oscuros con las farmacéuticas. Hoy, en España hay gripe A. La hay ahora y la ha habido los años anteriores. Desde el Ministerio de Sanidad recibo el tranquilizador mensaje a mi pregunta: ¿si fue tan mortífera la Gripe A en 2009 por qué no se sabe que la hay ahora y nadie enciende alarmas? Porque en las vacunas, me dicen,  ya está incluida, además, la cepa contra el H1N1. Así pues, la gripe, diferente a los catarros, que estamos padeciendo el 70% de los españoles y se denomina común, estacional. Aun así, desde la semana cuarenta de 2017 hasta ésta, se han notificado 86 defunciones por el virus, pero de la Gripe B, que es la predominante y tiende a estabilizarse. Aquella psicosis de 2009 por la Gripe A es para estudio, ya que temíamos morir como en 1918, pero que está conviviendo con nosotros con menor presencia que la Gripe B. En resumen: ha habido gripe y la habrá, A o B. Y es mortal para gente vulnerable. Por ello, hay que vacunarse en el momento adecuado. Para salvar nuestra vida, con conocimiento y sin alarmismos.

Leer el artículo de Mariló Montero en El Diario de Sevilla.

Las columnas de Mariló Montero se publican en todas las cabeceras del Grupo JOLY:
El Diario de Sevilla, El Diario de Jerez, El Diario de Cádiz, El Día de Córdoba,
Huelva Información, Granada Hoy, Málaga Hoy, Diario de Almería y Europa Sur.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies